Historia Campo Gibraltar

La Tobalina, una veterana estibadora.

Con la colaboración de Francisco Javier Terán Reyes. Historiador de Tarifa.

Se va apagando el día ante mi, las sombras refrescaran algunas labores del día.

He dejado a punto las ánforas, que partirán mañana, hacia todos los lugares de nuestro mundo. El Garum, en su interior, se transporta y me transporta… In omnia paratus*…

Garum, el líquido preciado, su olor impregna mis prendas, su sal araña mis manos y mis labios, y, que sin embargo, es el animan* que mantiene durante el tiempo los alimentos.

La sal que nos rodea; la sal que se refleja en el calor de las piedras o que emana entre la espuma de las aguas que besan las orillas.

Yo, Lucila Cornelia**, liberta y miembro de la familia Cornelius, os mostraré como es la vida en Baelo Claudia, este lugar acariciado por los dioses, In perpetuum et unum diem*.

El lugar que prendió en mi: Alis volat propiis, semper fortis*.

Baelo Claudia (Tarifa)

Hoy, os invito a conocer a quien mantiene la huella de mi memoria a lo largo de los siglos:

La Tobalina, una veterana estibadora.

“La enciclopedia viviente de las conserveras tarifeñas”

Por: Francisco Javier Terán Reyes. Historiador de Tarifa. Licenciado en Historia del Arte.

La Historia de una ciudad no la marcan únicamente los políticos que la gobernaron o los hitos históricos que la tuvieron como escenario, la historia de una ciudad se hace con su gente.

Durante muchos años ha pasado casi de puntillas por la vida de Tarifa, yendo de un lado para otro como si nada, invisible, mezclándose con su gente como una más de nosotros, sin pedir nunca nada a cambio y en cambio, nos regala a diario entrega, buen hacer y compromiso a un antiguo oficio artesanal, estrechamente vinculado a esta tierra tan marinera.

Te sumerges y descubres tesoros ocultos tras personas sencillas, humildes y modestas, que pasan desapercibidas para el común de los mortales, pero que si le tomas la mano, descubres lo insólito de sus vidas.

Sin el menor asomo de vanidad, la Tobalina te saluda sin distraerse demasiado. Por sus manos han pasado todo el proceso de manipulación y tratamiento del pescado, desde su entrada fresco en las naves, hasta su salida, transformándolo y enlatándolo en alguno de los diferentes productos listos para su comercialización y consumo.

Más de 8 horas ha trabajado diariamente en este noble oficio durante más de 50 años y lo hizo desde que era muy joven, ejerciendo de estibadora hasta convertirse en encargada de cientos y cientos de mujeres.

Pendiente de que todo vaya en perfecto estado, velando porque las cosas se hagan bien hechas. Son más de medio siglo colocando una melva o filete de caballa en su aceite como Dios manda.

Cristobalina Araujo Rodríguez es conocida por todos como la Tobalina y es la reina de las conserveras. Un ejemplo de lucha constante, siempre con una sonrisa en su gesto.

Nació en 1935 en nuestra bonita Campiña tarifeña, pero pronto la vida le daría un golpe y se quedaría  huérfana de padre, encargándose sus tías en Tarifa de su educación.

Se casó con Juan Fernández Domínguez, familia de marineros, de Los Monos y los Pajaritos, con quien tuvo 11 hijos a los que ha sacado adelante prácticamente ella sola ya que tras la repentina marcha de su marido, ella se hace cargo con trabajo y esfuerzo de toda esta gran familia.

En verdad que digo que la Tobalina es la biblia de la industria conservera. ¡Poca gente sabe más que ella de este noble y bonito oficio!

Una auténtica artesana que empezó a trabajar de muy jovencita, en la casa de Diego Piñero, encargándose entonces del cuidado de niños y de las tareas del hogar. No tardó mucho tiempo en trabajar en la fábrica y lo hizo como una niña y mujer más, limpiando pescado del bueno.

Su destreza, su organización, su constancia y buen hacer en el trabajo la hacen merecedora de un reconocimiento público.

Su capacidad de resolver pequeños problemas en la fábrica y su buen carácter pronto le llevarían a destacar entre las demás y a convertirse en persona eficaz y de absoluta confianza para la empresa , por lo que es ascendida al puesto de encargada.

Su pericia, su habilidad a la hora de hacer su trabajo ha sido y es reconocido por muchas mujeres que hoy que se han convertido en verdaderas compañeras que a diario le agradecen sus enseñanzas cuando se cruzan a su lado.

La Tobalina ha hecho labores de gran importancia como es el empacado del pescado. Operación crucial para la buena presentación y venta del producto que requiere de una gran habilidad manual, recayendo en las mujeres más diestras (empacadoras) como era nuestra querida Cristobalina.

Descabezar y eviscerar los atunes para posteriormente cortarlos en gruesas rodajas (ruedas) que se rebozaban en sal, evitando con estas simples operaciones su alteración y preservando su frescura y calidad hasta el posterior proceso de enlatado ha sido el día a día de esta gran mujer.

Cristobalina Araujo es una auténtica veterana y jubilada conservera. Enciclopedia viviente de la propia historia de la industria tarifeña.

Nuestras estibadoras, siempre de la misma forma y a mano, filetean el pescado y lo introducen en las latas para una presentación impecable. Un simple cuchillo y la experiencia transmitida de generación en generación es todo lo que necesita la Tobalina para realizar un trabajo artesanal que hace de nuestras conservas un producto único.

La caballa, la melva y el atún en lata por la simpleza de su procesado tradicional y la calidad de la materia prima año tras año son considerados productos gourmet.

En cada jornada se descabezan entre 10.000 y 12.000 kilos de pescado, se les quita la tripa mediante un chupón de vacío y tras un lavado esperan en cajas a ser introducidos en los cocederos, que únicamente tienen agua y la cantidad justa de sal.

“Se sigue descabezando el pescado como antiguamente, desangrándolo, cociéndolo, quitándole la piel y abriéndolo a mano”.

Una vez cocido el pescado, lo dejaba reposar en una cámara entre cero y un grado hasta el día siguiente, para que tenga las características de rigidez idóneas para ser manipulado. Cada producto, cada caja que se movía en la conservera tenía el visto bueno de la Tobalina.

Tras el reposo, llega la fase de la estiba del pescado. Unas 50 mujeres, a cargo de Cristobalina con sus manos y un cuchillo como herramientas, pelan y despiezan los pescados para colocarlos con sumo cuidado en las latas, dejando la mejor imagen para la vira, la primera capa de pescado que el consumidor encuentra al abrir la lata.

Cristobalina es además una de las alcaldesas de la barriada del Congo. Le encanta cuidar y regar sus lindos geranios que acompañan al azulejo de su virgen de la Luz.

Cristobalina Fernández es una mujer de bandera, es sumamente caritativa, solidaria y ha ayudado a muchas personas con buenos y continuos gestos.

Una buena mujer, de esas de antes, de las que si se tenía un “pedacito” de pan se compartía entre toda la familia e incluso entre todos los vecinos. Una mujer que no ha dudado ni un ápice en recoger y atender a personas de la calle. Los ha cuidado con tanto mimo y cariño como se cuida a un hijo; Los ha metido en su casa y los ha alimentando como a uno más de su propia sangre.

Tobalina es la hermana pequeña del querido José “el Pisotón” y es una gran luchadora que ha trabajado hasta la extenuación. Ella es sinónimo de esfuerzo, de entrega y de lucha constante. La Tobalina es sin duda una de las “joyas” del Congo, es patrimonio humano también de la industria conservera de Tarifa.

Una persona con mucho que contar y que, si le miras a la cara, verás en su rostro bonitas arrugas que guardan sin saberlo la más poética forma de contar una vida.

*Traducción del latín:

In omnia paratus: preparada para lo que venga.

Animan: alma

In perpetuum et unum diem: para toda la vida.

Alis volat propiis, semper fortis: vuela con tus propias alas, siempre fuerte.

** Lucila Cornelia, Siglo II a C. Recreación de Mujeres Invisibles de una liberta romana en Baelo Claudia.

2 comentarios en “La Tobalina, una veterana estibadora.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s