Historia Campo Gibraltar

Los hilos de verdad de Isabelita Manzano.

La princesa de las puntadas muy juntas y entrecruzadas.

Por Fran Terán/ Historiador

Hilos de verdad, con su aguja en un alfiletero; con su dedal y delantal lleno de cabos de seda. Con una buena pupila y dotada de una bendita paciencia se encuentra la maestra costurera dispuesta a enseñar a una veintena de muchachas el noble y difícil oficio del arte de la aguja.

Isabel Jiménez Valencia nace un 29 de noviembre de 1939 y es conocida por todos como Isabelita Manzano, “Ita”, pues el apellido de su bisabuelo se perpetúa en su familia al ser una persona muy influyente en Tarifa.

Isabelita Manzano es una gran mujer, es una extraordinaria maestra de la costura y durante muchos años fue profesora en un famoso taller de bordado en la castiza calle de la Luz, concretamente en el nº 19. Todo lo logrado es fruto de su trabajo. Ella se emplea a fondo para enseñar bien, con perfección, con estilo, haciendo la puntada bonita.

Una técnica y un oficio artesanal ya en desuso y casi perdido pero que durante muchos años gozó de un gran caldo de cultivo en Tarifa para las chicas y mujeres que querían aprender dichas labores.

En las casas se cosía en solitario o en grupo, dirigido magistralmente por la señora maestra. Las chicas aprendían en estos talleres de costura, el corte, el bordado, la confección. En ocasiones esos talleres se convertían en verdaderos templos de moda.

“Ita” saca la fuerza de la costumbre, del amor por un oficio que dignifica y honra. Con ese gesto ella sin saberlo, se convierte en la mejor veterana de las puntadas entrecruzadas.

Isabelita Manzano enseñó con cariño y delicadeza a muchas chicas del pueblo y todas, ya grandes amigas, guardan un grato recuerdo de su taller de bordado, ya que por allí no solo se respiraba el arte sino que todas juntas se convertían en una especie de gran familia. Es más, en esos años se hicieron excursiones a Portugal y a otros lugares, reafirmándose así el buen sentido de comunidad.

Largas y cálidas tardes de invierno y primavera acogió su taller, donde se aprendía disfrutando de una posible profesión.

Los hogares se dotaban de la vieja máquina de coser, de las agujas, de los hilos, de los dedales de plata o del huevo de madera para zurcir calcetines. Todos son objetos que hoy integrarían un museo y que entonces formaban parte del activo histórico familiar.

“Ita” estudió en el colegio de las monjas Inmaculada Concepción como muchas niñas de la época y debido a su gran destreza, habilidad y esfuerzo pronto se convertiría en una profesora de bordado titulada. Desde que terminó sus estudios, Isabel trabajó incansablemente en los negocios de su padre, que fue un hábil y agradable agente comercial colegiado y especializado entre otras cosas en la venta -como no podía ser de otra manera- de las estupendas y revolucionarias máquinas de coser marca Alfa.

El mágico traqueteo del sonido de las máquinas de coser aún resuena en mi mente cuando bajo por la calle de la Luz y tuerzo la primera calle a la derecha para irme a la tienda de los vinos Terán.

La guapa Isabelita Manzano es toda una institución en el oficio del bordado. Por ella han pasado muchas jóvenes, hoy madres, mujeres que siguen el noble arte del coser y transmiten los conocimientos adquiridos por la maestra Manzano a sus hijas y nietas.

Isabel se casó con Cristóbal Ruiz, de origen murciano con el que tuvo tres guapos hijos, Jose Antonio, Isabel y Marisa. Pero la vida pronto le daría un revés del que supo reponerse gracias al cariño de sus hijos, de su familia y de sus buenos amigos, ya que enviudó muy pronto, a los 32 años.

Isabel se crece frente a las adversidades y se hace grande en el arte del coser por su gran habilidad y cálida personalidad. Comienza un gran periplo en su taller de bordado a la vez que prosigue los negocios familiares hasta su jubilación.

Isabelita Manzano es una mujer de bandera, yo diría que una auténtica mujer moderna, una verdadera empresaria de nuestro pueblo; una incansable luchadora.

Por supuesto que su carácter cercano, amable, cariñoso, dulce y sincero hace que ella saque tiempo de donde no lo hay y pueda dedicarse también a los más desfavorecidos, invirtiendo gran parte de su vida en tales proyectos. Así, ha estado y aún sigue vinculada a Cáritas ayudando desde hace más de 30 años. Y lo hace de manera sigilosa, callada, a la sombra, como una buena cristiana. Por ello no es extraño que recibiera un homenaje a cargo de esta entidad donde se le reconocía públicamente su labor desinteresada.

Manzano ha sido siempre una mujer inquieta, participativa y colaboradora. Ha dedicado muchos años al cargo de fiscal de la Hermandad del Cristo de la Salud y Nuestra Señora de los Dolores. Inmersa también en otras asociaciones de antaño cobra realmente importancia la asociación de las antiguas alumnas de la Inmaculada Concepción.

Cuando se creó el primer AMPA en Tarifa en el colegio Guzmán el Bueno, ella participó en su fundación y activamente en su Junta directiva formando parte de la misma.

Desde muy joven ha sido una gran nadadora y actualmente disfruta de su playa Chica practicando dicho deporte bien adentrado el invierno.

Al caer la tarde siempre llegaba la felicidad, así era este bendito templo de costura. Lleno de ilusión, de oficio, de ganas de aprender, de corregir la puntada para que saliera bonita, de risas, de alguna lágrima que otra. A veces se olía a café con leche de pucherete del bueno y detrás de todo esto siempre estaba la simpática maestra Isabelita Manzano. Ella es la reina de la costura y del bordado, la duquesa del zurcir, la princesa de las puntadas muy juntas y entrecruzadas.

Sutil como la vida misma se convierte sin saberlo en una de esas personas dignas de reconocimiento por parte de mi pueblo. Las prisas no caben en este oficio. El trabajo bien hecho lleva su tiempo. Las chicas aprendían desde jovencitas a hacer punto de cruz, a bordar hermosos paños, a zurcir calcetines, a bordar toallas y sábanas.  Era el dulce tiempo entre costuras.

3 comentarios en “Los hilos de verdad de Isabelita Manzano.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s