Edad Moderna, Historia del Arte, Mujeres en la Historia

Edad Moderna. Historia del Arte.

ARTEMISIA GENTILESCHI (Roma 1593-Napoles, 1654)

Artemisia Gentileschi nos recrea, en un ambiente intimista, la evolución del arte del Siglo XV al XVIII: pintura, escultura, arquitectura, música y el universo de las letras con la invención de la imprenta.

Mientras la Historia nos enseña las guerras y las conquistas, los experimentos políticos y sociales, los descubrimientos y movimientos migratorios, la Historia del Arte es la esencia perceptual y sensorial de la Historia, nos muestra quienes éramos, es un retrato de la vida interior de los seres humanos: sus aspiraciones, sus esperanzas, sus miedos, su espiritualidad y su identidad.

El arte, es un legado de la humanidad y testigo de la existencia de una civilización.

Si la Edad Moderna trae consigo grandes convulsiones políticas, sociales y económicas, también estas revoluciones alcanzan tanto al pensamiento como a las artes.

Soy pintora, italiana, Barroca, dicen que representante del caravaggismo, pero mi arte me representa a mí: Artemisia Gentileschi.

El siglo XV, (1401) es el origen del Renacimiento italiano, ello insufló a las obras un cambio radical:  los artistas se enfocan en el ser humano. El arte comienza a tener presencia humana, simplicidad y belleza.

Los artistas del Renacimiento son polifacéticos y van desgranando su creatividad en más de un arte: pintura, arquitectura y escultura.

Comienzan a identificarse con sus obras, a reconocer su autoría, en algunos casos, se reflejan dentro de ellas, se sienten creadores.

Emplean nuevas técnicas que van dando un aspecto más realista a las obras, la perspectiva lineal de Brunelleschi o las de Da Vinci perspectiva aérea, esfumado y claroscuro hacían que las figuras y los paisajes tuviesen un aspecto más realista.

Tras 150 años de Renacimiento, El Barroco arraigó en la mente de los artistas, mecenas y el público europeo.

Busca la expresión del movimiento y de la vida en las formas curvas y quebradas.

El Barroco llega a la gente y provoca una reacción. Las pinturas barrocas rebosan acciones dramáticas, chocantes contrastes de luz y de oscuridad, colores vívidos y un realismo terrenal.

A principios del siglo XVIII se rechaza la sobriedad del Barroco y se consume más la ornamentación (clases altas en Francia y posteriormente en toda Europa): curvas caprichosas, tonos pastel, filigranas de oro y paisajes voluptuosos. Lo robusto, regio y dramático, la espiritualidad del Barroco fue así sustituida por la sensibilidad, la delicadeza del Rococó que devolvió el arte a la tierra.

Siguiendo este compás, liberado y liberador, donde el arte emergía a raudales, la música comienza a salir de las Iglesias, ahora los compositores comienzan a escribir música para que fuera interpretada en los salones de la nobleza, aparecen nuevos instrumentos como el violín, el violoncelo y el piano (en 1700).

El hecho que marcará la historia moderna, sin el cual es inconcebible, es la invención de la imprenta en 1444, el universo de las letras…

Los conocimientos, que están en poder de la Iglesia mediante manuscritos, ahora se enfrentan a una mayor difusión, a la vez abarata la producción de libros y siendo más accesibles a todos.

Los índices de alfabetización son ínfimos, sin embargo, la impresión de textos aumenta el nivel de alfabetización, así como la difusión de ideas.

La imprenta supuso la revolución más importante en contra de los poderes absolutos.

Surge el humanismo, el racionalismo y la ilustración, vientos de libertad, derechos y conquistas sociales, el hombre se sitúa en el centro del universo, pasa a ser la medida de todas las cosas…

El hombre… ¿la mujer?

En la Edad Moderna la condición de la mujer no fue muy distinta de la medieval,

Aunque los humanistas TEORICAMENTE defendían la igualdad, en la realidad y la práctica recomendaban lo contrario.

La desigualdad asociada a la mujer en base a un nivel inferior biológico, intelectual, orgánico solo ha servido para mantenerla y justificarla,

Mujeres de todos los tiempos han trascendido más allá de las limitaciones impuestas,

Yo misma, fui capaz de pintar cuerpos desnudos, fui capaz de desarrollar la anatomía humana en mis cuadros, cuando estábamos excluidas de las clases de dibujo de anatomía y en mayor o menor medida, de las academias de arte.

Excluidas de la ciudadanía, sin acceso al marco jurídico y normativo, sin control político ni económico…

Lo que visibilizamos es un intento, no de conformarnos con el silencio, sino de buscar a las mujeres que con su talento, actividad y competitividad rompen los moldes de las desigualdades sociales, políticas, científicas o culturales.

1 comentario en “Edad Moderna. Historia del Arte.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s